Una herramienta imprescindible en tu plan de marketing: el análisis DAFO

Existen muchos datos y herramientas a la hora de elaborar un plan de marketing. Hoy hablaremos de una de las más populares e importantes: el análisis DAFO. Este análisis, o matriz, es sin duda uno de los recursos más útiles para poder tener una imagen clara y real de la situación en la que toda tu organización, o unas áreas de ella, se encuentran. 

¿Qué es el análisis DAFO?

Para empezar a comprender lo que es y lo que aporta el DAFO a tu empresa, comenzaremos por el nombre, que nos da una pista evidente de su funcionalidad. La palabra DAFO está formada por siglas, que responden a Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Este análisis es una herramienta que nos permite elaborar un diagnóstico completo de la situación actual y la previsión futura, tanto de tu empresa, como de la competencia, como del sector en el que esté ubicada tu marca. Lo mejor de esta herramienta es que puede, o bien limitarse a una o algunas áreas de tu negocio, o ser extensiva a toda la empresa, y no importa en qué momento se realice. Tanto si se lleva a cabo en el inicio de la marca, como si se hace en periodos de crecimiento o de estancamiento, siempre nos será útil conocer la situación real en la que nos encontramos.

¿Cuál es el objetivo final del DAFO? A través de la elaboración de un diagnóstico, nos permitirá encontrar nuestras ventajas competitivas con respecto al resto de marcas, y así trazar una estrategia que nos permita explotarlas al máximo para mejorar el rendimiento de tu negocio.

¿Cómo puedo hacer un análisis DAFO?

Iremos paso a paso. Quizá pueda parecer algo fácil, pero no lo es en absoluto. No es algo tan simple como separar los puntos fuertes y débiles, queremos tener el marco completo, con todos sus factores, para poder elaborar una estrategia competitiva. Empezaremos, boli y papel en mano, lanzando ideas iniciales a través de un brainstorming. Si se trata de una marca personal, te recomendamos hacer estas sesiones iniciales con personas cercanas a ti, que te darán información importante de la que tal vez no seas consciente. Recopila toda la información que obtengas: precios, situaciones a nivel social que te afecten, nuevos lanzamientos, estructura de tu marca… Todo. Una vez hayas almacenado información suficiente acerca de tu marca y tu sector, vuelve a revisarla pasado un tiempo para verla con otra perspectiva. Tras hacer todo esto, ya podemos empezar a crear la matriz DAFO, la que nos dará el auténtico diagnóstico.

Lo más habitual cuando utilizamos este análisis es elaborar la llamada matriz DAFO, una forma de, con solo un documento, plasmar toda la información útil recopilada para el diagnóstico. La matriz consta de los cuatro elementos que hemos mencionado anteriormente, y que se englobarán en análisis interno y externo

Análisis interno

Esta parte es, en principio, la más fácil de realizar, ya que en gran medida es información referente a lo que mejor conocemos. También es la que menos dificultades nos dará de cambiar, ya que depende enteramente de nosotros; no obstante, requiere de un ejercicio de sinceridad y autocrítica, algo que no siempre resulta sencillo. En esta sección plasmaremos las fortalezas de nuestra marca, así como nuestras debilidades.

Fortalezas: la suma de todos los factores internos que te proporcionen una ventaja competitiva en tu mercado. En función del sector en que te encuentres, el tipo de empresa del que se trate y multitud de factores, los puntos fuertes serán diferentes. Lo importantes es ser capaz de identificarlos, y no te preocupes si no encuentras muchas virtudes, este análisis te servirá para crear muchas nuevas. Estas ventajas pueden ser una atención personalizada, un producto único, un equipo humano especializado

Debilidades: el objetivo de recopilar las debilidades de tu marca es descubrir qué es lo que te está frenando, para así poder ir corrigiéndolo y minimizando sus efectos. Las debilidades internas de tu negocio pueden ser muchas y variadas, una gestión ineficiente de los recursos, presupuesto limitado, instalaciones antiguas…

Una vez identificadas las fortalezas y debilidades, debemos valorar qué nivel de importancia tiene cada una, para así saber cuál de ellas afrontar primero.

Análisis externo

Pasamos a la parte más complicada del análisis DAFO, y es que los factores externos que pueden afectar a la marca son muchos, y algunos apenas perceptibles. El entorno, tanto micro como macro (relacionado con tu negocio o no directamente relacionado), van a condicionar tu actividad. Cosas como el partido político que esté gobernando, el ciclo económico del país, una pandemia como la que hemos vivido… Pueden ser de vital importancia. En este apartado descubriremos las amenazas y las oportunidades.

Amenazas: cualquier factor que pueda poner en peligro nuestra posición en el mercado, o que puedan suponer un retroceso en el desarrollo de la marca. El principal problema es que no dependen de nosotros, por lo que no podemos controlarlas, pero sí podemos desarrollar estrategias que nos permitan minimizar su impacto. Las amenazas pueden ser la entrada de nuevos competidores, bajada del consumo de tu sector, modificación de los precios por causas ajenas o políticas, nuevas tecnologías…

Oportunidades: justo lo contrario, la cara dulce del análisis externo, y es que un uso correcto del análisis DAFO para captar las oportunidades es lo que puede marcar el verdadero éxito de tu negocio. Busca todo lo que el entorno puede brindarte y que puedes aprovechar para darle valor a tu entidad. Ejemplos de fortalezas son la expansión de los e-commerce, aparición de nuevos sectores de mercado, la presencia de Amazon, disminución de costes

De igual forma que en el análisis interno, ahora deberemos valorar cuál de estas oportunidades y amenazas tienen mayor peso, y cuáles nos pueden afectar realmente o podemos usar en nuestro favor. Una vez esté hecho, ya tendremos listo nuestro análisis DAFO. ¿Hemos acabado? ¡Por supuesto que no! Tras el diagnóstico, viene el plan de acción, pero eso os lo contaremos en otro post. Por el momento, lo que podemos poner a tu disposición es un soporte de calidad para ayudarte a mejorar tu visibilidad, en el caso de que haciendo tu DAFO hayas descubierto que necesitas un empujón en ese sentido. ¿Hablamos?